Web independiente de Puente-Genil, fundada en 2006

Artículos de Opinión
Fecha 07 de Junio de 2014 | Autor: JMRuiz.
____________________________________________________________________     Los vecinos de Sotogordo dedican una calle al Pontanés Fray Rafael Pozo Bascón de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos.

Fray Rafael Pozo Bascón.

    El pasado sábado 31 de mayo y bajo el marco de una fresca tarde primaveral, se celebró en el centro de la Aldea de Sotogordo la rotulación de una calle, en homenaje a Fray Rafael Pozo Bascón, que es Sacerdote, Periodista y fundador de la Asociación Paz y Bien. La iniciativa parte de la Asociación La Verde Oliva (Vecinos de Sotogordo) y fue aprobada en pleno el pasado 21.04.14 por unanimidad de todos los grupo políticos.

    Fray Rafael es natural de la aldea del Palomar y su entrañable vida, sin duda ocupará espacio en numerosos libros de texto, por ser digna de ejemplo como podrán comprobar:

    Rafael nace en 1941 en el seno de una familia humilde que trabajaba en el campo, su padre Julian Pozo es natural del Palomar y su madre Elvira Bascón de la aldea de Sotogordo. Es en plena posguerra civil donde se desarrolla su corta e intensa infancia, conociendo tanto días de juego, como de hambre y de duro trabajo, siendo muchas las noches que se acuestan sin comer, trabajó en el olivar y aprendió a leer y escribir de manos de su padre. Con solo 12 años madura y descubre su vocación a raíz de escuchar las palabras del Padre Esteban Pérez Cabello, que le hacen meditar y decidir huir de la miseria, comenzando a enviar cartas para ingresar en un seminario de Frailes Capuchinos en Antequera.

    Sin embargo para empezar esta aventura hacían falta 1.500 pesetas, cantidad que sus padres y familia no tenían, para poder afrontar la nueva andadura, con lo cual era imposible comenzar los estudios. No obstante la suerte y el buen hacer de las personas quiso que Manolo Vitos un “amigo” y vecino de Boca Rigüelo, le dice a Julian estas palabras:

    - Toma Julian, estas 1.500 ptas. para el ingreso de tu hijo en el seminario de Antequera y me las devuelves cuando puedas.

    Aquel acto de buena voluntad ha permitido, todo lo que a continuación se describe:

    El 8 de marzo 1956 ingresa Rafael en el Seminario Seráfico de Antequera y en 1965, es Fraile Capuchino con solo 24 años de edad, y se traslada a la parroquia de Moguer, población de unos 20.000 habitantes.

    En el año 1968 se le ocurre organizar la I Semana de la Amistad y moviliza todo Moguer, con el apoyo de las instituciones, presenta el programa Socio-Cultural acompañado de la conocida periodista Puri Albújar, y consigue la participación de toda la juventud de la localidad; obteniendo al finalizar la semana un superávit económico en todos los actos.

    El 15 de febrero de 1969 es ordenador sacerdote y decide marchar como misionero a Guatemala, otorgándole una parroquia de tres municipios y con más de noventa aldeas a su cargo, a las que visitaba a caballo. Durante los tres largos años que permaneció de misionero, construye 36 salones parroquiales con múltiples usos, como son: Escuela para niños, alfabetización para mujeres y sesiones religiosas.

    También consigue montar una Radio-Escuela con ayuda de una empresa Holandesa, reparte cuatrocientos transistores junto con material didáctico en diferentes aldeas lejanas, y comienza a emitir por las ondas clases para aprender a leer, al poco tiempo logra que aprendan a leer más de ochocientas personas, sin necesidad de realizar desplazamientos. Finalmente consigue involucrar a la Universidad de San Carlos y a varias Instituciones Norteamericanas y realiza tres consultorios médicos y una clínica dental.

    A mediados de 1973 regresa a España y comienza a dar misa en Puente-Genil, donde al llegar el verano comienza a denunciar las injusticias que afloran en la ciudad: Mientras existe un barrio en la población que carecía del servicio de agua corriente, el alcalde de la localidad alardeaba de construirse de una piscina en su chalet y la llena con agua potable. Estos hechos disgustaron a la clase política y religiosa, llevándose las manos a la cabeza.

    A finales del 73 Fray Rafael es trasladado a Sevilla y allí se hace cargo de la revista Adalid Seráfico, la cual contaba con unos 11.000 lectores y no estaba en su mejor momento. Comienza a editar artículos reivindicativos, tratando temas candentes en la sociedad, como el paro, los mendigos, los delincuentes, la vivienda, las prostitutas y los marginados, llegando prácticamente a triplicar la tirada, que alcanzó los 30.000 ejemplares.

    Esto le supuso que la policía de Sevilla llegara a interrogarle, por orden del Gobernador Civil. Sin embargo el sigue fijándose en los marginados, especialmente en los deficientes mentales. Se hace eco de las madres de niños disminuidos que ven a sus hijos rechazados por la sociedad, y en 1979 funda la Asociación Paz y Bien, comenzando a trabajar en una muy pequeña casa prestada, emprende una sencilla empresa de dispensadores de bolas de chicle para financiarse, más tarde le ceden la Finca de San Buenaventura para Paz y Bien, seguidamente en el año 1980 comienzan a fabricar y comercializar la famosa fregona Pepita, con el trabajo de los mismos discapacitados. En 1984 producen y distribuyen lejía de la misma marca, también usando capital humano con discapacidad. Siempre sin ánimo de lucro personal, sino para ampliar la Asociación, como lo demandaban las inscripciones de más personas con necesidad de ayuda.

    Hoy en día y en solo treinta y cincos años de vida de Paz y Bien, se han realizado treinta y dos centros que se encuentran en Andalucía, situados en los términos de Huelva y Sevilla. Unos centros están dedicados a sedes especiales de empleo a discapacitados y marginados (www.pazbien.org), otros son hoteles donde el ocio y el disfrute están asegurados con total accesibilidad (www.sierraluz.com), y otro grupo importante son los centros de Agro-Explotaciones, que autoabastecen a las mismas cedes y hoteles con frutas, carnes y verduras. También en el año 2000 nace Danzaterapia para personas con discapacidad intelectual, consiguiendo favorecer su autonomía motril y personal, ayudando a su autoestima. Hoy en día es un referente internacional, incluso se hace eco de su valor la prensa The New York Times.

    Fray Rafael Pozo Bascón es un Pontanés emprendedor, que valora la calidad humana por encima del interés económico y delega funciones en sus sencillos trabajadores. Confiando en ellos no para de crecer, incluso en época de crisis han sabido adaptarse y no han tenido que cerrar ninguno de los centros, a pesar de que la Junta de Andalucía le deba dos millones de euros, como el mismo dice. Sin duda un orgullo y un ejemplo a seguir.

               Portal
Articulos de Opinión

    ¡Animo!, En esta sección el Navegante podrá participar enviando sus escritos, sobre diversos temas de actualidad, de historia, relatos, etc...
    Solo tienes que enviarlos a la siguiente dirección:


     info@puente-genil.es

              ¡Participa!

                                   Copyright © JMRuiz.   |    Web optimizada para una resolución de 1024 x768   |   Inicio